Leonardo Álvarez

"Cierto día, en sexto año de la primaria, mi madre pasó por mí temprano a la escuela con una carpeta de documentos. Bastante emocionado, extrañado y curioso como cualquier niño, pregunté a dónde íbamos, a lo que ella sonriendo me dijo que se había enterado de una beca para niños listos que querían estudiar la secundaria, y que yo era uno de esos niños. Así que me llevaba a tramitarla. Meses después nos llegó una noticia y una gran bendición, ¡yo había resultado becado!".

Testimonio

Nidia Ruiz

Estudiar una carrera universitaria es ganar muchas herramientas que me van a permitir aplicarlas para mejorar a la sociedad, mejorar como persona y cr...

Testimonio

Alain Rivera

Al acabar mi carrera me gustaría poner una empresa para darle empleo a la gente. Y enseñarle a los becarios de secundaria y preparatoria que hay otra ...

Testimonio

Erick André

La beca me ha permitido concentrarme en mis estudios. Cursar la universidad me asegura tener la oportunidad de desarrollar mis ideas y prepararme en a...